pCloud: nube con cliente para Linux

cloud

Tercer post tratando sobre servicios en la nube, hasta conseguir la opción más satisfactoria. Pruebo en esta ocasión pCloud, atraído por tener cliente para Linux y por la promesa de 20 Gb de almacenamiento.

Recién creada la cuenta gratuita, se indica un espacio disponible de 11 Gbs, con opción de ampliarlo hasta 20 de varias maneras. Invitaciones a amigos suman 1 Gb, completar algunos puntos del tutorial de inicio (verificar la cuenta desde nuestro correo, descargar el cliente, subir archivos…) suma otros 2 o 3 Gbs, y sincronizar con servicios como Facebook o Instagram suma 0,5 Gbs. Así que de media, sin demasiado esfuerzo, nos podemos plantar en un total de 15 Gbs disponibles.

Para instalar el cliente ofrece paquetes DEB tanto para sistema de 32 como de 64 bits. En mi caso, que no uso un sistema que me actualiza automáticamente el menú de aplicaciones, he tenido que lanzar manualmente el cliente desde usr/bin/psyncgui.

El cliente se muestra en el systray del sistema, y desde su menú contextual podemos configurar las carpetas a sincronizar de forma sencilla y rápida.

De forma automática, también me ha creado una unidad virtual en mi navegador de archivos, a pesar de utilizar uno no muy popular como es PCManFM. Por lo que su uso y configuración es sencillo más allá de las distribuciones populares.

Para acabar de completar su utilidad, también cuenta con cliente para Android, con un aspecto muy limpio. Además, permite aplicar filtros para mostrar únicamente los archivos según se traten de documentos, música, vídeos o imágenes.

Enlace: pcloud.com

StorageMadeEasy: cliente para gestionar diversos servicios de nube

sme_logo_128SME (Storage Made Easy) en un servicio de nube con cliente para Linux. Como servicio para alojar nuestros archivos es correcto, aunque para este fin posiblemente no destaque por su comodidad ni sencillez.

Su punto fuerte es la posibilidad de manejar diversidad de nubes desde su cliente. Soporta hasta 56 servicios distintos, incluidos OneDrive (también cuentas Business), Dropbox y Google Drive. Además de la nube de SME, puedes añadir hasta tres más en su versión gratuita. Es decir, no sólo sirve para cliente Linux de aquellos servicios que no proporcionan un aplicación oficial, sino que además permite gestionar desde una sola aplicación las distintas nubes que utilizamos.

También supone una ventaja cuando queremos acceder a nuestras nubes desde un ordenador distinto al de trabajo, pues desde la web de SME también nos unifica los diferentes servicios en un mismo explorador de archivos.

Al instalar el paquete podremos ejecutar desde consola el cliente smeclient, un simple explorador con smeexplorer, o una herramienta más completa con smesynccenter. Esperaba una interfaz de uso simple, como nos tienen acostumbrados estos servicios, y en cambio me he encontrado con dificultades por no haber estado atento ante tantas opciones. Incluso me he atascado para hacer login en la página inicial, creyendo haber olvidado la contraseña; cuando simplemente tenía que seleccionar en un pequeño menú entre el servidor en Estados Unidos o el de Europa.

Onedrive-d: “setup script does not support your distro token”

driveMe veo obligado a cambiar de servicio de copia en la nube, puesto que Copy.com será discontinuado en mayo. Por ello estoy configurando onedrive-d que funciona como cliente para la nube OneDrive de Microsoft: no proporcionan un cliente oficial para Linux, pero en mi trabajo me facilitan una cuenta con muchísimo espacio disponible. Teniendo en cuenta el espacio que necesito, no me quedan muchas más opciones. [Actualización: las cuentas business no están soportadas por este cliente].

Para instalarlo desde un terminal apuntamos al repositorio para descargar los archivos:

git clone https://github.com/xybu92/onedrive-d.git

Ahora sólo queda acceder al directorio que hemos descargado (cd onedrive-d) y ejecutar el script de instalación: ./install.sh

Entre otras cosas, el script installa python3 detectando previamente qué distribución tenemos, y así poder ejecutar el comando de instalación que corresponda: apt-get, yum, pacman… Si tenemos instalada una distribución medianamente popular, será detectada sin problemas e iniciará la instalación. De no ser así, aparecerá el siguiente mensaje: “setup script does not support your distro token“. Al final de este output se indica el nombre con el que reconoce a nuestra distribución. En mi caso, añade “mx” al final del mensaje al tratarse de Antix – MX.

Para solucionar el problema editamos el script con nuestro programa favorito (Leafpad, Nano, Medit…) y buscamos la sección “case $DISTRIB_ID in“. Veremos como recoge diferentes métodos de instalación. Para distribuciones basadas en Debian se indica el nombre (o token) de estas: elementaryos|debian|ubuntu|linuxmint|raspbian. Del mismo modo que se diferencian métodos para Fedora, Opensuse, Arch y Manjaro. Simplemente tenemos que añadir el token de nuestra distribución que el mensaje de error nos ha indicado no soportar, y lo haremos junto a aquellas distribuciones de las que nuestro sistema es familia.

En mi caso Antix – MX está basado en Debian, y por ello me basta con añadir “mx” en el listado de distribuciones de la misma familia o rama: “elementaryos|debian|ubuntu|linuxmint|raspbian|mx“.

Hecho este cambio, guardamos el archivo y podemos ejecutar nuevamente desde la consola el script install.sh, esta vez sin mensaje de error.

Raspberry Pi para mostrar tablero Trello

trello

La idea es dejar conectada la Raspberry Pi a un monitor que muestre únicamente uno de los tableros del organizador de proyectos Trello. La Raspberry Pi no será controlada por teclado ni ratón, sólo muestra el proyecto: por eso no lista el total de tableros (proyectos) que tengamos en Trello sino que sólo dejamos abierto uno de ellos.

Partimos de la distribución Raspbian, y tomamos la primera decisión: qué navegador web usamos para mostrar el tablero. Conociendo el consumo de navegadores como Firefox, Iceweasel, Chromium y demás, me decanto por Epiphany, que por algo es el navegador por defecto de Raspbian.

El primer problema con Epiphany es conseguir que se muestre en pantalla completa: se puede con la tecla F11, pero no queremos usar un teclado. Se puede intentar ejecutar desde un script en modo kiosko: epiphany -a, o bien epiphany-browser -a, dependiendo de la versión. Y probablemente os pida la creación de un archivo con un perfil de configuración para poder arrancar de este modo.

Para no complicarme usaré el comando xte incluido en xautomation, con el cual puedo emular que ciertas teclas son presionadas. Instalamos por tanto xautomation desde una terminal: sudo apt-get install xautomation.

Ahora creamos un script para ejecutar Epiphany abriendo directamente el tablero de Trello, y simular seguidamente que se presiona la tecla F11 para pasar al modo de pantalla completa. Para ello, creamos un archivo de texto con extensión .sh; por ejemplo web-fullscreen.sh. Lo editamos con este contenido:

xte ‘sleep 10’ ‘key F11’ & epiphany url-del-tablero

Con sleep 10 indicamos a xte que espere 10 segundos antes de emular la tecla F11, considerando que la Raspberry se toma un tiempo antes de abrir Epiphany. También hay que tener en cuenta que si nuestro Epiphany no se abre unicamente con el comando epiphany, sino que necesita epiphany-browser, también debe modificarse el ejemplo propuesto. Por último indicamos la dirección web del tablero de Trello. Si pensamos dejar la Raspberry siempre encendida, podemos indicar simplemente la dirección de la página principal de Trello, acceder mediante el teclado (o VNC) al tablero que nos interese y después desconectar el teclado (o la sesión VNC). Si no se ejecuta correctamente, comprobamos que en las propiedades del archivo tenga permisos de ejecución.

Por suerte los tableros de Trello se actualizan en vivo, y cada vez que realices una modificación desde tu ordenador de trabajo esta se mostrará en la Raspberry Pi. Si queremos aplicar este ejemplo a otros servicios o páginas que no se auto-refrescan ante los cambios aplicados, propongo crear otro script en que se simula presionar la tecla F5 (refresco) y que luego ejecutaremos en el primer script creado pidiendo que se repita mediante el comando watch.

Esto sería crear otro archivo de texto con extensión .sh; por ejemplo autorefresh.sh. El contenido de este archivo sería:

xte ‘key F5’

Y al script que ejecuta Epiphany en pantalla completa le añadimos una llamada a este autorefresh.sh:

xte ‘sleep 10’ ‘key F11’ & epiphany url-del-tablero & watch -n SEGUNDOS ./autorefresh.sh

En este ejemplo hay que substituir “SEGUNDOS” por el tiempo que transcurre cada vez que F5 es presionado. Y nótese que no se indica una ruta al archivo autorefresh.sh porque está situado en la misma carpeta.

Por otra parte, también nos interesa desactivar la suspensión de pantalla que por defecto incluye Raspbian. Para ello modificamos el archivo autostart, ejecutando desde la terminal: gksudo leafpad /etc/xdg/lxsession/LXDE/autostart

Añadimos las siguientes líneas:

@xset s noblank
@xset s off
@xset -dpms

 

Luakit: navegador rápido y muy ligero

Navegar por internet sin que ello tenga que comprometer nuestras modestas máquinas, o hacerlo de forma rápida y sin distracciones. Estos objetivos nos llevan a probar variedad de navegadores como Firefox / Iceweasel, Chrome / Chromium, Opera, Midori… e incluso probar navegadores sin entorno gráfico alguno como Lynx, para ser ejecutados desde la consola. Sin duda, esta última opción es la que nos permite un menor consumo de recursos, pero sacrificando en exceso la experiencia de usuario: tan sólo es un terminal mostrando texto.

Una buena alternativa es Luakit, un navegador web pequeño y rápido. Otra de las ventajas es que podemos usarlo sin necesidad de recurrir al ratón. Si bien en su web se presenta como navegador dirigido a usuarios avanzados, desarrolladores y gente con mucho tiempo libre, si queremos limitarnos a navegar tampoco se necesita tanto.

luakit-crimsonlinux

 

La instalación en distribuciones Debian / Ubuntu y derivadas se puede realizar desde un terminal:

sudo apt-get install luakit

Por defecto, se usa mediante las siguientes teclas:

o (open) – Permite introducir la url de una web o un término a buscar.

t (tabopen) – Abrirá la url introducida en una nueva pestaña

w (winopen) – Abrirá la url en una nueva ventana.

d (¿done?)- Cerrará la pestaña en la que nos encontramos. Clicando con el botón central del mouse sobre una pestaña, también la cerrará.

j, k, h, l – Desplazarse por la página hacia arriba, abajo, izquierda y derecha respectivamente.

f (¿find?)- Numera todos los enlaces de la página, y con escribir el número será suficiente para seguirlo. También podemos usar el ratón.

Aunque lo más interesante de Luakit es la posibilidad de modificar sus archivos de configuración, ubicados en /etc/xdg/luakit, y de los cuales podemos hacer copia para modificar en /.config/luakit dentro de nuestra carpeta de usuario. Entre ellos son de especial utilidad los archivos binds.lua, para modificar las combinaciones de teclas, y también globals.lua que permite cambiar la página de inicio y el buscador por defecto.

Find Big Mail: ordena los e-mails de GMail por tamaño

 

Si bien la capacidad de GMail es bastante amplia (ahora mismo sobre los 10 gigas), un uso continuado y el uso de archivos adjuntos puede llegar a hacerlo insuficiente.

Entre miles y miles de correos enviados y recibidos, es un poco engorroso buscar aquellos que más espacio ocupan: GMail no ordena los mensajes por su tamaño. Una alternativa es configurar un cliente de correo externo, pues suelen permitir esta opción, y descargar los miles de correos de nuestra cuenta.

Más rápido y cómodo es hacer uso de Find Big Mail, un servicio que nos mostrará qué correos son los que más espacio ocupan. Además, nos creará etiquetas en nuestro GMail para ordenar los correos según el espacio que estén ocupando. Aunque no tengamos nuestra cuenta cerca del límite de almacenamiento, también es una buena opción de mantenimiento para evitar llegar a esa situación en momentos críticos.

Unifica y gestiona tus redes sociales con GrabInbox

Si hacemos uso de varias redes sociales, como Facebook, Twitter y Linkedin, puede ser algo tedioso el comprobar las actualizaciones y publicar contenido desde el website de cada uno de estos servicios. Todavía más si tenemos diversas cuentas en un mismo servicio.

GrabInbox es un servicio web que nos informa de todas las actualizaciones, mensajes y cambios producidos en la diversidad de cuentas que podamos tener. Todo unificado en una sola web.

Por otra parte, también podemos publicar en cualquiera de nuestras redes desde GrabInbox, programando incluso qué día y hora queremos que el mensaje se haga público. De este manera se nos permite distribuir nuestras publicaciones en el tiempo de forma regular, o reservarlas para que se publiquen en el momento adecuado.