5 años de Crimson Linux

5yrs.png

A veces las cosas ocurren sin pretenderlo. Con un nivel de actividad muy variable, pero desde mayo de 2011 Crimson Linux sigue activo. El blog se inició con la intención de poder recoger toda aquella información técnica que me fuera útil, para poder rescatarla fácilmente en cualquier momento. Y así pretende seguir.

Hacerlo público es solo una modesta contribución al software libre, y en concreto a Linux. Me beneficio del trabajo que realiza la comunidad. En ocasiones de personas a las que su contribución les sirve para mejorar profesionalmente, para engrosar su currículum o simplemente aficionados que disfrutan de esto como un entretenimiento. En este último grupo se me podría incluir.

También hace 10 años que soy usuario de Linux. En 2005 me inicié con la distribución Mandrake, intentando huir de un Windows que no se comportaba de manera estable: rendimiento, fragmentación de disco, carga de memoria con antivirus pesados… El cambio no fue excesivamente traumático, pero se presentaron los antiguos inconvenientes: drivers para impresora, costumbre de usar determinados programas solo disponibles en Windows y la necesidad de trabajar con archivos en formato cerrado que no acaban de mostrarse correctamente en Linux.

Esos problemas se han ido solventando, y la desconexión del sistema privativo fue paulatina. A día de hoy es todo mucho más fácil y la mayoría de problemáticas a las que nos enfrentamos en Linux surgen porque nos las buscamos: gran parte de distribuciones ofrecen un sistema funcional desde el momento en que finaliza su  instalación. Otra cosa es que en nuestro afán de aprender, de personalizar o de optimizar nuestros equipos nos metamos en mil berenjenales.

Porque para el usuario medio, muchas distribuciones Linux serían más sencillas que los entornos Windows. Como ejemplo un botón: en este mismo momento hay muchos usuarios de Windows mendigando por páginas poco seguras versiones pirateadas de programas de ofimática, antivirus, retoque de imágenes… Y buscan las versiones comerciales porque son las más conocidas. Sin entrar en lo que realmente se acaban instalando junto a esos programas, que también se presentan como “gratuitos” al no tener coste económico.

Quizá este tampoco será “el año de Linux en el escritorio”, pero los usuarios sí estamos en uno de los momentos más plácidos. Y viendo, además, como lentamente una industria tan potente como la de los videojuegos va considerando también este sistema operativo. Al entorno totalmente productivo ya hemos llegado. Y no alcanzar nunca ese “año de Linux en el escritorio” puede ser lo mejor, teniendo en cuenta lo que se ha hecho con Android para llegar a ser tan extendido.

Entiéndase, si se quiere, como una reivindicación de lo que permite ser minoritario.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s