RaspberryPi como servidor de música y/o vídeo, controlada desde Android

Situación inicial.

La mayor parte de la música la tengo guardada en un disco duro externo, lo que supone encender el ordenador, abrir el reproductor y no contar con demasiada calidad de audio debido a los altavoces. Por otra parte, de vez en cuando escucho alguna canción desde el móvil, en ocasiones conectado vía jack a equipo de música.

Solución.

RaspberryPi se conecta vía jack al equipo de música, y a su vez con el disco duro externo. Se activa el SSH en la Raspberry y mediante la app Raspicast de Android se reproducen archivos de audio almacenados tanto en el disco duro externo como en el propio móvil. Si conectamos la Raspberry a monitor/televisión, también podemos reproducir vídeos. Añadir que los móviles con puertos infrarojos permiten controlar televisiones, equipos de música, proyectores…

Pasos.

1. Activar SSH en la Raspberry. Distribuciones como Raspbian permiten hacerlo al ser instaladas. Si no lo activastes, desde un terminal escribimos:

sudo apt-get install ssh

2. Ejecutar el servicio manualmente, desde un terminal:

sudo /etc/init.d/ssh start

3. Hacer que se ejecute cada vez que iniciamos la Raspberry:

sudo update-rc.d ssh defaults

Llegados a este punto, ya podemos desconectar la Raspberry del monitor si la vamos a conectar a un equipo de música, y ponerla en el emplazamiento que tendrá finalmente. Será necesario que tenga conexión a la red local (por cable o wifi) y el disco duro externo conectado. Y conectamos el cable jack a la salida de audio de la Raspberry y a la entrada auxiliar del equipo de música, o bien directamente a un altavoz.

4. Instalamos en Android la aplicación Raspicast, disponible en PlayStore.

5. Al ejecutar Raspicast, en SSH settings, introducimos la ip local de la Raspberry. Si la desconocemos, podemos ayudarnos de apps como Fing, también disponible en la PlayStore. También será necesario que incluyamos nuestro nombre de usuario y contraseña en la Raspberry. Si no lo habéis cambiado, probad con “pi” y “raspberry” respectivamente. El número de puerto es, por defecto, el 22.

En la opción de “Audio output” podemos indicar si la salida de audio va a ser la de HDMI (si lo conectamos a un televisor, la salida local (jack) o ambas.

Hecho esto, desde Raspicast nos permite explorar las capetas locales y seleccionar los archivos a reproducir. Por otra parte, en diversas aplicaciones de Android como Youtube u otros reproductores, veremos que se incluye la opción de compartir contenidos con Raspicast.

Si lo tenemos conectado al televisor, puede ser un método para dejar el móvil descargando vídeo durante el día en el trabajo (con un cliente Torrent, por ejemplo), y reproducir el contenido al llegar a casa sin tener que copiarlo del teléfono a otro dispositivo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s