Linux Mint LXDE: Primeras sensaciones.

Llevo tiempo detrás de una distribución liviana que acabe convenciéndome, para instalarla en mi pequeño Dell Mini 9. Por él han pasado Ubuntu, Xubuntu y JoliOs, entre otros.
 
El rendimiento de Ubuntu en esta máquina limitada no me convenció, así que opté por probar la misma distribución con escritorio XFCE (Xubuntu). Xubuntu me dejó un buen sabor de boca, pues es liviano y aprovecha bien los recursos de cara a la productividad. Pero me gusta personalizar los aspectos visuales, y aunque en esto XFCE no se queda del todo corto, sí me pareció insuficiente después de la experiencia con Gnome usando Ubuntu. De JoliOS me atrapó el concepto de todo en la nube, pero quería algo más que un simple dialer como el que nos aparece al abrir un navegador de internet y tenemos varias miniaturas de los sitios web más visitados.
 
Mi experiencia con Linux Mint es de varios meses en mi ordenador principal. Se ha convertido en mi distribución preferida con escritorio Gnome, y por eso me he decidido a instarla con Lightweight X11 Desktop Environment, también conocido como LXDE, en mi segundo equipo.
 
Mis expectativas en la búsqueda de una distribución liviana se centran en encontrar un entorno lo más similar a Gnome consumiendo mucho menos recursos. Y en este sentido, Mint LXDE creo que es lo más parecido hasta la fecha.
 

 
La principal característica que valoro es que LXDE combina muy bien la rapidez y la apariencia gráfica. A diferencia de otras distribuciones livianas, son pocos los sacrificios que se hacen en este sentido. Evidentemente, no compite con distribuciones que corren en viejos 08286, pero tampoco es eso lo que busco. Después de probar en mi modesta máquina Kubuntu, Bodhi Linux y CrunchBang, entre otras distribuciones, Mint LXDE es para mis necesidades la ganadora entre todas ellas. Además, encuentro una diferencia notable respecto a otras distribuciones al tener varias aplicaciones abiertas. El equipo responde mucho mejor, como si hubiera hecho alguna actualización de hardware.
 
Por otra parte, Mint es también derivado de Ubuntu, por lo que es compatible con sus paquetes. Esto en la práctica viene a significar que contamos con gran cantidad de software a elegir y mucho soporte en la red.
 
A pesar de las buenas sensaciones, hay algunas cosas que creo se podrían mejorar. Resulta molesto y complicado configurar algo tan sencillo como el tamaño de la letra. Puedes acceder a ello desde diferentes lugares, y te puedes encontrar con dificultades al querer cambiar un tamaño demasiado grande de letra en la barra de tareas, en las aplicaciones, o un tamaño excesivamente pequeño en el menú del sistema. Ante la posibilidad de que esto fuera por defecto mío, y no de la distribución, consulté en la red y parece que es un problema con el que se ha topado más gente. A esto hay que añadirle que cuando indicas un cambio en el tamaño de la letra, tienes que reiniciar las X para que tome efecto. Al menos así ha sido en mi caso.
 
También me he encontrado con algún problema con el wallpaper que se niega a permanecer centrado o estirado en pantalla, y me aparece en modo mosaico una y otra vez. Aunque este problema, seguramente se deba a que hago uso de una pantalla externa enchufada al portátil. Muy posiblemente no se reproduzca sin tener esta configuración concreta. De todos modos, debo decir que la herramienta de configuración de resolución de pantalla me ha resultado insuficiente para personalizar el uso que hago de esta pantalla externa y de la pantalla propia del portátil. Por eso he hecho uso del comando XRandR como explico en otra entrada de este blog.
 
Otro punto negativo es que no se puede elegir gráficamente si queremos tener activado, o no, el inicio de sesión automático. Muchos usuarios no deseamos una ventana de login que nos pregunte nuestro usuario y contraseña cada vez que encendemos el ordenador. Para solucionar este problema en este blog se recoge un post bajo el título Eliminar pantalla de inicio de sesión en Mint LXDE.
 
A pesar de estos pequeños inconvenientes, más relacionados con aspectos de la apariencia gráfica que no del propio comportamiento y rendimiento, Mint LXDE me compensa con creces por los aspectos positivos ya mencionados.

Un comentario sobre “Linux Mint LXDE: Primeras sensaciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s